En Homs, Dima soñaba con volver a jugar.

Español