Un desarrollo de comunión:

AMU tiene la intención de contribuir a la construcción de un mundo cada vez más unido y fraterno, promoviendo un desarrollo de comunión, a través de intervenciones en las que la persona está al centro, con sus propias necesidades y características específicas. Cada persona se involucra junto con su comunidad, en todas las fases del proyecto (desde la elaboración hasta la ejecución y evaluación de la intervención) como protagonista de su propio desarrollo.

Todos protagonistas: todas las intervenciones de AMU promueven la reciprocidad entre los protagonistas involucrados: simpatizantes, beneficiarios, operadores y voluntarios, porque creemos que dar y recibir son oportunidades que no se dan por separado

La reciprocidad para nosotros es también el compromiso de aquellos que, después de recibir el apoyo de nuestras acciones, lo devuelven (en bienes, tiempo, ayuda material o inmaterial) para apoyar a otras personas en situación de vulnerabilidad.

Las principales áreas de intervención son:

  • Apoyo a actividades productivas para crear oportunidades de trabajo;
  • Acceso a educación básica, formación profesional y universitaria;
  • Asistencia social, sanitaria y campañas médicas;
  • Acceso al agua potable y lucha contra la desnutrición;
  • Recepción e inclusión de refugiados y migrantes;
  • Asistencia humanitaria y post-emergencia;
  • Diálogo intercultural y justicia social;
  • Educación para la paz y la ciudadanía global, para la difusión de nuevos estilos de vida.
Español